Expertos y líderes sociales latinoamericanos intercambiaron experiencias en seminario internacional sobre grandes represas hidroeléctricas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reconocidos especialistas nacionales e internacionales, así como miembros de organizaciones sociales y comunidades afectadas por grandes represas hidroeléctricas, se reunieron este miércoles 6 de julio en el seminario internacional “Lecciones regionales sobre proyectos hidroeléctricos: construcción de una agenda energética, socio-ambiental y de derechos” con el fin de discutir los impactos sociales derivados de la construcción de grandes proyectos hidroenergéticos en la región, compartir experiencias y plantear alternativas.

 

Este evento fue organizado por el Colectivo Amazonía e Hidroeléctricas, integrado por la Asociación Peruana para la Conservación de la Naturaleza (APECO), la Central Asháninka del Rio Ene (CARE), el Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (CSA), Derecho Ambiente y Recursos Naturales (DAR), Forum Solidaridad Perú, ProNaturaleza, Servicios Educativos Rurales (SER), Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), el World Wildlife Fund y la Wildlife Conservation Society.

 

Ernesto Ráez Luna, director de Ciencia y Desarrollo del CSA, moderó el evento. En su bienvenida sostuvo que no se trata de oponerse al desarrollo ni a los proyectos hidroeléctricos, sino que “es necesario tener un debate muy amplio, profundo y participativo, en el que se involucre a los ciudadanos para discutir sobre los objetivos del desarrollo en el Perú, cuánta energía se necesita para alcanzarlos y de dónde debe venir esa energía.”

 

Durante el evento se destacó la necesidad de reflexionar sobre la equidad en la distribución de la energía generada por este tipo de proyectos. Aunque suele afirmarse con frecuencia que es urgente realizar grandes inversiones en proyectos energéticos, cabe preguntarse quién será el usuario final de la energía generada, habida cuenta de que en el Perú todavía existe un 13.6% de hogares que no cuenta con acceso a luz eléctrica.

 

Por otro lado, se hizo hincapié en la participación como elemento esencial en la planificación de proyectos hidroeléctricos. Se destacó la importancia de iniciar un adecuado proceso de gobernanza que permita visibilizar a los actores involucrados y acoger sus perspectivas sobre el desarrollo local.

 

Un momento especial fue la participación de las representantes de comunidades amenazadas e impactadas por proyectos hidroeléctricos en Paraguay, Brasil y Perú, quienes brindaron su testimonio e invocaron al público presente a involucrarse en la defensa de los derechos sociales y ambientales, porque incumben a todos.

 

Por su parte, Sonia Maranho, del Movimiento de Afectados por Represas, y Luis Fernando Novoa, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, compartieron la experiencia brasilera. Detallaron los esfuerzos de los gobiernos de Lula da Silva y de la actual Presidenta, Dilma Roussef, para promover el desarrollo de grandes proyectos hidroeléctricos; y la tenaz resistencia que ello ha generado entre la población afectada, debido al desplazamiento forzoso y la represión.

 

Con respecto al acuerdo de Integración Energética entre Perú y Brasil, Novoa afirmó que aunque la mayor parte de la energía generada se exportara al Brasil, en realidad sería aprovechada por un pequeño grupo de empresas transnacionales y no por el pueblo brasilero. Como conclusión del evento. Pilar Camero, directora ejecutiva de DAR, sostuvo que el Perú tenía que analizar cuidadosamente el acuerdo de integración energética y asegurar que sea un buen negocio para el desarrollo del país. Además, recomendó realizar un proceso correcto de planificación para garantizar la seguridad energética en el Perú evitando generar mayores conflictos sociales.