Desgobierno facilita narcotráfico y minería ilegal en áreas naturales protegidas

La ausencia del Estado facilita la invasión de las áreas naturales protegidas y ha propiciado la expansión de actividades vinculadas al narcotráfico y a la minería ilegal en estas zonas. Así lo sostuvo Ernesto Ráez Luna, director de Ciencia y Desarrollo del Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

 

“La soberanía del Estado ha desaparecido, son prácticamente zonas liberadas donde se pone en peligro la seguridad ciudadana y ambiental”, explicó Ráez Luna sobre la situación que vive las ANPs.

 

Para Ráez Luna, el problema central es que el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, tal como se ha ido desarrollando en el Perú, sigue siendo un “sistema marginal a los procesos de descentralización, ordenamiento territorial, incremento gobernabilidad y modernización del estado”.  Como consecuencia de este aislamiento, el poco financiamiento impide la profesionalización de los guardaparques y oficiales de conservación, además de limitar la capacidad de vigilancia, control y respuesta ante la invasión de actividades ilícitas.


“Estos problemas tienen que solucionarse desde el gobierno central a través del Ministerio de Agricultura, del Ministerio del Interior, Devida o de la propia SUNAT. El narcotráfico y la minería informal no pueden ser solucionados desde el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp)”, señaló Ráez Luna.

 

En la actualidad, las ANPs amenazadas son la Reserva Nacional de Tambopata, la Reserva Nacional Bahuaja Sonene, la Reserva Nacional del Manu y la Reserva Nacional Paracas así como las zonas aledañas a Machu Picchu. En la mayoría de los casos el avance del narcotráfico y la minería aurífera propician otras actividades ilícitas como la tala, la extracción de especies y cacería furtiva impidiendo el desarrollo de actividades alternativas como producción de café orgánico o el turismo, explicó Ráez Luna.

 

En entrevista con Diálogo Ambiental, programa radial de INFOREGIÓN, Ráez Luna sostuvo que Sernanp debe coordinar con las instancias gubernamentales acciones enérgicas y con visión estratégica que permitan acciones efectivas para acabar con la “suerte de desgobierno” en la zonas de áreas naturales protegidas. Además instó al gobierno a mejorar financiamiento para conseguir  un equipamiento, operatividad y condiciones mejores de calidad salarial para quienes cuidan nuestro patrimonio natural.

 

Con información de Inforegión.