Patricia Majluf, reconocida defensora de la anchoveta es elegida vicepresidenta del IMARPE

La bióloga Ph.D. Patricia Majluf, reconocida defensora del ecosistema marino y promotora de la anchoveta para el consumo humano directo, fue elegida vicepresidenta del Consejo Directivo del Instituto del Mar del Perú (IMARPE), entidad adscrita al Ministerio de la Producción orientada a la investigación científica y asesoramiento al gobierno sobre el uso racional de los recursos pesqueros y la conservación del medio ambiente marino.

 

Esta elección fue realizada a través de una votación directa donde participaron los miembros del Consejo Directivo de la mencionada institución.

 

Patricia Majluf, quien preside, además, el Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, lleva más de 30 años trabajando por la conservación del gran ecosistema marino de la corriente de Humboldt. Gracias a su iniciativa para promover el consumo de la anchoveta e incluirla a la alta cocina peruana, esta semana recibió el premio latinoamericano de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad.

 

Este reconocimiento internacional se logró a partir del proyecto "Semana de la Anchoveta: desarrollando las condiciones para aumentar la contribución al bienestar social y la sostenibilidad de la pesquería más grande del mundo", el cual señala que la extracción masiva de la anchoveta, destinada principalmente a la fabricación de harina de pescado, pone en peligro la biodiversidad del océano pacifico circundante al Perú. Por tal motivo promueve el consumo humano de esta especie como forma de contribuir al uso sostenible de los recursos y brindar a la población un alimento nutritivo ayudando al mismo tiempo a la conservación de uno de los ecosistemas marinos más productivos del planeta.

 

Por ello, este nombramiento significa un importante aporte a la investigación y conservación de los recursos marinos, así como la puesta en práctica de un enfoque ecosistémico a la industria pesquera, considerada como uno de los pilares en la economía nacional.

 

El Ministerio de la Producción ha señalado que esta designación reconoce “su invalorable trabajo durante más de tres décadas a favor de la conservación de la biodiversidad del planeta” y permitirá “privilegiar la anchoveta para el consumo de la población”.