I conversatorio Amo la mar demandó uso sostenible de recursos marinos


Si el mar peruano es uno de los más ricos del planeta por su enorme biodiversidad, ¿qué hacemos para conservarlo? Esta fue la interrogante que dio vida al primer conversatorio Amo la Mar, realizado el pasado jueves 20 de octubre en el Parque Central de Barranco.

 

El encuentro denominado “Pasado , presente y futuro del mar del Perú y su gente: cultura, problemáticas y oportunidades,” reunió a tres especialistas que desde un enfoque histórico, cultural y científico abordaron las principales potencialidades y amenazas que afronta el mar peruano y de la necesidad de usar sosteniblemente los recursos. 


La visión histórica estuvo a cargo de José Canziani, arquitecto y docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú, quien destacó la importancia del aprovechamiento del mar en el desarrollo de las culturas prehispánicas. Canziani resaltó que “nuestra relación con el mar tiene más de 15 mil años de historia”, por ello, parte de nuestra identidad se ha construido en base a la continuidad cultural, es decir, a mantener y perfeccionar las actividades desarrolladas por los antiguos peruanos. Por esta razón, “hoy nuestro principal reto es construir un país sostenible e inclusivo social y ambientalmente” puntualizó.

 

Por otro lado, el biólogo Yuri Hooker de la Universidad Cayetano Heredia, explicó que aunque el mar parece inmenso e inagotable, no lo es: “los peces e invertebrados marinos no son recursos inagotables, son fauna silvestre, son especies cuyas poblaciones están amenazadas, se extinguen”.

 

Hoy los recursos marinos son principal insumo de la gastronomía peruana, por ello, los consumidores tenemos la tarea de exigir que los recursos en esta actividad no perjudique a los mares. “Debemos respetar las vedas y no comer pescados que no superen la talla mínima porque estaríamos depredando nuestro mar” resaltó Hooker.

 

De igual forma, el biólogo instó al Sernanp a implementar más áreas marinas protegidas donde se prohíba la extracción de recursos, además de fiscalizar correctamente las políticas pesqueras para mantener una actividad extractiva sostenible y respetuosa del mar. En este sentido, Hooker denunció que la industria pesquera se concentra en la harina de pescado extrayendo en abundancia el recurso de la anchoveta, especie nutritiva que debe servir para la alimentación de los peruanos.

 

Finalmente, Sonia Valle, Decana de la Facultad de Biología Marina y Econegocios de la Universidad Científica del Sur, destacó que del uso responsable de los recursos marinos podemos obtener grandes beneficios. Un claro ejemplo de ello es la industria médica: hoy existen por lo menos 450 productos medicinales extraídos del mundo marino como la esponja que posee sustancias anticancerígenas y antiinflamatorias. “El mar nos ofrece enormes oportunidades de desarrollo pero es necesario comprender lo frágil que puede ser este ecosistema y desarrollar actividades sostenibles” subrayo Valle.

 

El evento fue organizado por la plataforma cultural Amo la mar, creada por personas y organizaciones interesadas y comprometidas con la conservación y cuidado de la riqueza natural y cultural de los ecosistemas marinos costeros.